El hospital San Jerónimo de Montería, el que se caía a pedacitos, en el que más de un paciente le ha tocado pasar sus dolencias en el piso o recostado en una silla, empezó a dar muestras de mejoría.

Así lo evidencian las nuevas obras que fueron entregadas luego de una inversión de 11 mil millones de pesos. Hoy en el centro asistencial más importante del departamento de Córdoba se nota un ambiente menos antisanitario, en áreas como hospitalización, urgencia y quirófanos. 

El gerente interventor del hospital Rubén Trejos dijo que es el comienzo de un cambio para el beneficio de quienes acuden al San Jerónimo

El cambio extremo al que sometieron al hospital fue posible a los recursos que asignó la gobernación de Córdoba. Las obras en las diferentes áreas empezaron a ejecutarse hace dos años, cuando el centro médico agonizaba.

El San Jerónimo es el principal centro hospitalario de Córdoba, atiende pacientes de Sucre, Bolívar y Antioquia. Es muy apetecido por clanes políticos por la alta carga burocrática y presupuestal. Desde hace diez años atraviesa una crítica crisis financiera por cuenta de la grave corrupción que lo puso a agonizar. La Supersalud ordenó intervenirlo hace más de tres años.

Los trabajos incluyeron la construcción de una Unidad de Cuidados Intensivos, una nueva área del banco de sangre, una nueva farmacia, un quirófano, la remodelación total del auditorio y de urgencia, además se intervino toda consulta externa, se restauraron los pasillos e impermeabilizaron los techos, a lo que se suma el cambio de más de 300 camas para urgencias y hospitalización.

La nueva sala de neonatos