En 2003 el país asistió a la crónica anunciada. En un consejo comunal de gobierno en Corozal, presidido por el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, el alcalde de El Roble, Eudaldo Díaz desesperado advirtió su destino: «Ahora viene el otro paso, repito, y es que a mí me van a matar», aseguró en ese momento en vivo por televisión estatal, frente al país y a sus verdugos presentes en el escenario, entre ellos el gobernador de Sucre, Salvador Arana, nombrado después cónsul en Chile.

La trágica historia del alcalde de El Roble (Sucre) Eudaldo Díaz, quien fue asesinado en 2003 tras haber anunciado públicamente que lo iban a matar, tiene un capitulo nuevo que produce descontento entre sus familiares.

Un juez de Sincelejo ordenó a la Nación indemnizarlos, sin embargo la satisfacción de justicia aún no la sienten.

«Debieron ser condenadas todas las entidades del Estado por su clara responsabilidad y por su omisión», reprochó Juan David Díaz, hijo del alcalde.

Salvador Arana Sus, gobernador sucreño condenado a 40 años por el crimen.

Doce años después del asesinato, se abre una nueva herida en la familia Díaz al considerar irrisoria la indemnización. La Nación deberá pagarle 100 salarios mínimos legales vigentes a la esposa y a los hijos, también deberá pagar 50 salarios mínimos legales vigentes a hermanas e hijastros.

«Lo consideramos completamente burlesco. Nosotros vamos a apelar argumentando todas estas cosas que estamos diciendo y que no fueron tenidas en cuenta. Aquí se está buscando de alguna manera evadir una responsabilidad completa del estado», señaló Juan David Díaz.

El juez quinto de Sincelejo ordenó, además, a la Policía Nacional pedir disculpas públicas a los familiares del exmandatario asesinado.

Por este mismo caso, la Corte condenó al exgobernador de Sucre Salvador Arana a 40 años de cárcel.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *