El cuestionado contrato de 92 mil millones de pesos para construcción del acueducto regional del San Jorge cordobés, es uno de los que quedó en lista para especial seguimiento por parte de la Contraloría General.

Los retrasos y múltiples denuncias ciudadanas llamaron la atención y obligaron a llamar la atención del contratista, el cual asumió entregarlo en diciembre.

Sin embargo este compromiso, la duda y desconfianza está sembrada en los beneficiarios de Pueblo Nuevo, Planeta Rica, Buenavista y La Apartada. Frente a esto la gobernadora Sandra Devia se mostró confiada en diciembre entrará en funcionamiento el polémico acueducto, iniciado en la administración Lyons (2012 – 2015) y heredado por el destituido Edwin Besaile.

El contralor delegado sectorial que vigila el sector regalías, Luis Emilio Rueda, anotó que no bajarán los brazos con el acueducto del San Jorge con visitas mensuales.

Otra obra que presenta graves anomalías es el acueducto costanero para suministrar agua a Canalete, Los Córdobas y Puerto Escondido, de estos el primero no lo disfruta porque el alcalde, Armando Lambertinez denunció mala calidad del líquido y los materiales de dudosa factura.

La mandataria Sandra Devia apuntó que ya el contratista fue sancionado con once mil millones de pesos, además quedó obligado a cambiar la tubería, porque la que instaló ya está oxidada. El monto de este contrato es cercano a los 35 mil millones de pesos.

Planta acueducto regional del San Jorge.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *