Después de salir del abanico de precandidatos del Centro Democrático para Gobernación de Córdoba, la exdefensora regional del pueblo, María Milene Andrade, se destapó de nuevo.

Desafiando a las poderosas maquinarias y clanes familiares de Córdoba, Andrade tomó la decisión de meterse en la contienda, que promete ser reñida, y en la que sabe tiene pocas posibilidades, pero se muestra confiada en la madurez de los electores, sobre todo por los hechos de corrupción que hoy tienen comprometidos a los clanes familiares que han ostentado el poder local.

Dice que se aparta de las posturas tradicionales de partidos o jefes de colectividades políticas que supeditan a los candidatos a tener miles de millones de pesos y amarrados a los congresistas, para ser avalados en elecciones locales y regionales.

“La política quiere intimidar a los candidatos. Lo primero que hacen es preguntarte si tienes 20 mil millones de pesos y qué congresista te respalda. Pues señores voy a aspirar con lo mínimo y con el respaldo de los que eligen, el pueblo”, aseguró.

Esta es la primera vez que María Milene Andrade pretende aspirar a un cargo de elección popular, según ella atendiendo movimientos sociales, sindicatos, independientes y empresarios. Aunque no aclaró si va con aval de partido político, o si irá a recoger firmas que respalden sus aspiraciones.

María Milene Andrade fue defensora del pueblo durante el gobierno cuando Álvaro Uribe fue presidente de Colombia; también ocupó un cargo diplomático en el exterior y luego pasó al anonimato político. Es hermana de Margarita Rosa Andrade, excandidata a la Alcaldía de Montería y la Gobernación de Córdoba, empresaria que le habla al oído al hoy expresidente Uribe.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *