A pesar de las reuniones y mesas de trabajo, persiste el incumplimiento por parte de la empresa Uniaguas para cancelar sus facturas por consumo del servicio de energía, lo que ha dado como resultado que la deuda ascienda a la fecha a 7.276 millones de pesos. Esta entidad, es la operadora del acueducto y alcantarillado en Sahagún, Cereté, Ciénaga de Oro y San Carlos.

Ante la situación, Electricaribe procedió con la terminación del contrato en el mercado no regulado para la estación de bombeo en el municipio de Cereté. En este suministro, el de mayor consumo y que suma una deuda de 5.515 millones de pesos, el servicio tampoco es cancelado pese a recibía una tarifa más competitiva por estar en dicho mercado.

El gerente de Electricaribe en Córdoba Norte, Miguel Cuentas, informó que el resto de la deuda corresponde a la energía consumida en otros suministros de Uniaguas contratados en el mercado regulado, incluyendo en ese monto conceptos como cuotas de acuerdos de pago vencidas, deuda financiada y terceros. “Seguimos esperando alguna respuesta de este cliente antes de acudir a otras alternativas debido a los reiterados incumplimientos. Estamos dispuestos a sentarnos nuevamente para establecer acuerdos y así garantizar la prestación del servicio al acueducto”, expresó el vocero de Electricaribe.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *