La alegría de transitar por vías en buen estado en el municipio de Puerto Escondido duró poco.

Los tramos se dañaron con los primeros aguaceros, lo que tiene a muchas personas en la zona rural de la población costanera lidiando con el barro y el agua estancada.

Uno de esos tramos es el que conduce al corregimiento del Pantano tierra Bonita, convertido con solo dos aguaceros en un camino de herraduras, lo que dificulta el acceso a esta población.

Quienes recorren las carreteras, como la que conduce al caserío La Pancha, sostienen que los trabajos, anunciados como una solución definitiva por parte de la alcaldesa Cristilda Marsiglia, fueron pañitos de agua de tibia.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *