07/08/2020

La Flecha

Noticias de Montería, córdoba

Por un cuchillo, multaron con $208 mil a “butifarrero”

Aristides Pérez se rebusca como vendedor de butifarras.

Nuevamente la aplicación del Código de Policía causa polémica, por una multa impuesta a un vendedor de butifarras en San Pelayo, Córdoba.

El polémico suceso ocurrió en un evento público cuando Aristides Pérez Nisperuza se disponía a despachar una tira del embutido. Para ello tomó el cuchillo que acostumbra llevar en la ponchera.

El “butifarrero”, dice que se vio rodeado de cuatro policías y un teniente que lo trataban como si fuera un delincuente, y sin pedir permiso le quitaron el cuchillo que usa para abrir sus butifarras por la mitad y adobarlas con limón y pimienta.

“Fue cuando sentí que me tomaron del brazo y me lo tiraron hacía atrás con mucha fuerza y escuchaba a alguien gritando ¡quítenle el cuchillo!”, relató.

“Reconozco que me opuse a que me quitaran el cuchillo, ese es el instrumento con el que me rebusco la vida para mantener a mi familia, imagínese, si se me llevaban el cuchillo se acababa la venta, que a esa hora estaba muy buena”, añadió Aristides Pérez.

Aseguró que como no entregó el cuchillo, el oficial que dirigió el operativo, le aplicó una llave en la espalda, sometiéndolo y ordenó a los patrulleros que le quitaran el cuchillo, le colocaran un comparendo y lo sacaran del lugar, porque al parecer representaba un peligro para los centenares de pelayeros que el pasado domingo 10 de noviembre disfrutaban un baile popular.

Aristides Pérez se vio obligado a firmar el recibido de una orden de comparendo, o medida correctiva en donde se describe el comportamiento contrario a la convivencia que estaba realizando, por lo que deberá pagar 208 mil pesos de multa.

Por la polémica y críticas que generó el procedimiento, la Policía Metropolitana emitió un comunicado, en el que expone los argumentos del caso.

LEER COMUNICADO