08/04/2020

La Flecha

Noticias de Montería, córdoba

Adiós a la tienda cervecera de ‘El Flaco’ en Montería

La tienda cervecera era punto de encuentro de amigos.

Desde que llegaba el viernes, después de 10 de la mañana, en una esquina de la calle 35 con carrera 7 en Montería, lo que se escuchaba era vallenato puro, viejito, como dirían algunos.

En ese sitio muchos se daban cita porque aparte del excelso vallenato, servían las cervezas más frías de la capital. Pero había un plus adicional que amañaba: la sombra que daban varios árboles de laurel.

“Nos vemos donde ‘El Flaco’”. Allí se encontraban amigos, hermanos, conocidos y vecinos.

Si donde ‘El Flaco’, el tomadero que desapareció para darle paso una clínica. Funcionaba como una tienda que llamaba La Llave, pero nadie la referenciaba con ese nombre.

Desde 1997 el negocio fue atendido por José Luis Moreno Tovar, un bolivarense con alma de cordobés quien se ganó el aprecio de muchos por su excelente atención.

“‘Flaco’, una costeñita y dos negras”. Entonces el Flaco, un hombre alto de gafas, siempre encajado a medias, caminaba rápido y atendía al cliente.

No había fin de semana que el negocio no se llenara. Aunque después de 10 de la noche ya estaba cerrado.

Hoy muchos de quienes alguna vez visitaron el tomadero, pasan y miran con nostalgia la esquina en la que se hablaba de todo.

Un lugar destinado para el desenguayabe, para conversar de amores, de desilusiones, de negocios; pero sobre todo para escuchar vallenato leña gruesa, para referirse a esas canciones de antaño que muy bien sabía escoger José Luis Moreno Tovar, ‘El Flaco’.