01/17/2021

La Flecha

Noticias de Montería, córdoba

Cancelación del contrato de Aguas del Viento se hizo sin violar ley, alcalde Oliveros

Luego que el alcalde de San Bernardo del Viento, Mauro Oliveros Genes, tomó la decisión de cancelar el contrato de la empresa Aguas del Viento, que presta el servicio de agua, aseo y alcantarillado en el municipio, varios sectores cuestionaron la decisión.

Sin embargo, de acuerdo con el mandatario, hay motivos de sobra para la cancelación del convenio, que no solo se hizo en el marco de la ley, sino pensando en garantizar un servicio de calidad, oportuno y eficiente para los sanbernardinos.

Entre otras cosas se deben mencionar el incremento de las quejas de los ciudadanos por la prestación de los servicios de agua, aseo y alcantarillado; y la situación financiera de la empresa Aguas del Viento que pone en peligro su funcionamiento en los años posteriores y que se materializa en el incumplimiento de los pagos a las empresas de energía y de relleno sanitario y a los empleados que hoy trabajan en ella.

“Aguas del Viento tiene hoy una deuda de aproximadamente mil millones de pesos, y, sin embargo, el municipio ha cumplido con las transferencias mes a mes. Así que los usuarios no solo pagan su factura cumplidamente, sino que también una parte de sus impuestos se destina a una empresa que no ha cumplido su misión”, explico el alcalde.

No obstante todas estas fallas, la decisión del mandatario tiene un trasfondo legal que hace imposible la continuidad del contrato con Aguas del Viento.

Las razones legales y no políticas tienen que ver, primero, con la falta de competencia del exalcalde, Luis Francisco López, para firmar un convenio de este tipo sin haber sido facultado previamente por el Consejo y, segundo, con la no constitución por parte del contratista, Aguas del Viento de una póliza de garantía que se exige para el perfeccionamiento del contrato.

Con estos dos motivos legales y los otros que son del interés público, el alcalde, Mauro Oliveros Genes, reconoce que es mejor en este tiempo tomar una decisión contundente en pro de un beneficio para todos los sanbernardinos.

A la vez que se compromete a velar para que la prestación del servicio se la mejor, que no se realicen incrementos en la facturación y se dé un trato digno y eficiente a los usuarios.